Existen ciertos factores que hay que tomar en cuenta para llegar a una elección satisfactoria. Es decir, para poder tomar un criterio factible, se deberá proceder a realizar un análisis de las ventajas de realizar la construcción con ciertos materiales. 

Alto nivel de soporte

Las naves industriales de acero debido a su masa son más ligeras que las de concreto. Esta característica influye en su resistencia y en los requerimientos para su construcción generando una ventaja económica considerable.  Es decir, al emplear menos material, en menores gastos incurrirá la obra.

Ahorro de tiempo en construcción

La reducción del capital a invertir dependerá de la velocidad en la que se opere la obra. En caso de que ya hayas destinado un número de capital fijo, al optimizar el tiempo de construcción,  el retorno de la inversión se presentará de manera más rápida. Cabe destacar que la velocidad de construcción de una estructura de acero es significativamente mayor a una de concreto, sobretodo si son obras mayores a dos pisos de altura. 

Optimización de espacio

Al utilizar una estructura de acero, no solamente podrás ahorrar en costos, también en espacio. Para el concreto, es necesario emplear mayor cantidad de secciones de peralte que las de acero.  Al utilizar una estructura de acero no solo terminarías tu proyecto en menor tiempo y costos a mediano y largo plazo, también obtendrías una fachada con mayor espacio, hablando estética y funcionalmente.

Material reutilizable

Las estructuras metálicas al poder ser desmontadas conservando sus perfiles originales, pueden volver a utilizarse. Además, los cambios de piezas son más fáciles y menos costosos en las estructuras de acero.

El valor de rescate de una estructura de acero se puede considerar como parte de recuperación del capital invertidoal adquirir la estructura. Además, como anteriormente se mencionó, se podrán obtener espacios iluminados más grandes, sin la necesidad de montar pilares dentro del inmueble.

Calidad y control de los materiales

El acero se podría considerar como el mejor material en la construcción de una nave industrial. Dicha afirmación se respalda por la naturaleza del material y por entrar en un estricto control de calidad, debido a su cuidadosa prefabricación en un entorno y con tiempos óptimos de elaboración.

Deja un comentario

Cerrar menú