Las vigas IPR se utilizan normalmente para la construcción de estructuras metálicas, edificios, puentes, techos, segundos pisos, y muchas otras aplicaciones.

La forma en I latina o H, permite a estas vigas que puedan soportar el peso de losas y elementos planos ya que la carga se distribuye por toda la superficie evitando que colapse. 

En el proceso de construcción, su función es conectar las columnas horizontalmente entre sí.

Principales beneficios de las vigas IPR

  • Son una alternativa económica al concreto
  • El transporte es más fácil y sencillo, a diferencia de otros materiales, las vigas IPR son menos pesadas por lo que su traslado a la construcción es mucho más fácil.
  • El proceso de construcción es relativamente más fácil y sencillo, las vigas IPR se instalan en un par de horas mientras que el concreto requiere de varillas, cimbras y tiempo para que fragüe, las vigas reducen el tiempo de construcción considerablemente.
  • Permiten mejores acabados y no comprometen la estética de los edificios.
  • Otro de los grandes beneficios de las vigas IPR, es que tienen un mayor grado de resistencia, por lo que puedes utilizarse en zonas con mucho movimiento sísmico, y esto garantizará mayor seguridad.

Es por esto que las vigas IPR cada vez son más populares y además son útiles para reforzar edificios dañados por el paso del tiempo o desastres naturales.

Deja un comentario

Cerrar menú